10 Hábitos de un Hombre Elegante

Ser un hombre elegante es el camino seguro al corazón de muchas mujeres. No todos los hombres podemos ser elegantes por naturaleza, sin embargo lo que naturaleza no da, podemos obtenerlo de otra forma.

Aquí diez hábitos de un hombre elegante, para tomar en cuenta, son hábitos que no solo sirven para ser elegantes, sino que ademas nos vuelve prolijos y ordenados:

-Hábito Número 10:
Tiene un peluquero de toda confianza y va a visitarlo cada cuatro semanas. Tener cuidado bien el cabello es un factor indispensable para un hombre elegante, y tener a la persona con la habilidad suficiente para mantenerlo bien cuidado y que le puede dar un buen corte es muy necesario. Un hombre elegante no le confía su cabello y su peinado a cualquiera.
-Hábito Número 9:
Cuida su ropa y el lugar donde la guarda. Su armario, está ordenado y limpio, separando ligeramente la ropa en los colgadores, para que no se arruguen entre las prendas. Si viaja, guarda cuidadosamente la ropa en su valija.
-Hábito Número 8:
Sabe que invierte en su apariencia. Sabe que una prenda de vestir puede costar mucho, sin embargo es una inversión que puede redundar en retribuciones a su forma de vestir.
-Hábito Número 7:
Compra múltiples, cuando un hombre elegante encuentra una prenda de vestir que le queda bien, se compra dos o tres del mismo tipo, con variaciones de colores.
-Hábito Número 6:
Un hombre elegante tiene en su agenda a TAGLIO y el teléfono de una buena lavandería al seco, que son dos de sus armas secretas. Un sastre solo necesita una puntada aquí y allá en ese jean o camisa recién comprada para dejarlo que le quede a la perfección. Siempre visita a la misma lavandería, después de probar algunas, estableciendo una buena relación con los empleados de la misma, para lograr una mejor atención incluso.
-Hábito Número 5:
Va a tiendas generalmente, pero compra poco. El hombre elegante va a la tienda o pasa por allí, y va chequeando, analizando y tomando nota de esas prendas que le quedarían bien, y entonces llegado el momento en que determina que la necesita va a la tienda con un objetivo determinado y no pierde tiempo en buscar.
Hábito Número 4:Trata a las tendencias de moda como riesgos calculados. El hombre elegante sabe que es necesario estar a la moda, sin embargo analiza cualquier cambio en esas tendencias, y calcula si va de acorde con su trabajo actual, personalidad y tipo de cuerpo, de modo que nunca va a adoptar un look que no lo haga ver como un ganador.
-Hábito Número 3:
Su colonia es su firma y es consistente con ella. El hombre elegante sabe que las mujeres nos olfatean como una forma de descifrar si habrá química, de modo que si encuentras una fragancia que se mezcle con tu aroma natural con un efecto sugerente, quedate con ella permanentemente. También se informa sobre como combinar diversas fragancias para obtener una personalizada, e incluso para variar la intensidad de la misma.
-Hábito Número 2:
Semanalmente visita tres sitios web relacionados a la moda masculina. No está cada día revisándolos, solo semanalmente, para ponerse al tanto de lo que está “hot”. Así sabrá cuales son las actuales tendencias, y las mejores alternativas en vestuario.
-Hábito Número 1:
Elige su vestuario una noche antes de salir. Un hombre elegante es un hombre preparado. Cuando tienen una ocasión importante, una reunión del trabajo, de negocios o esa GRAN CITA, la planeación es vital para asegurarse que todo va a salir bien. Y su vestuario lo elige una noche antes, para asegurarse que se ve como un “todo elegante”, de tal manera que cuando llega la hora, solo necesita unos minutos para cambiarse y no se demora eligiendo ropa a último momento.