Clave para un Armario Elegante

Con el simple gesto de abrir el armario de un hombre, se puede extraer un larguísimo repertorio de datos sobre su personalidad y gustos. Datos muy importantes para análisis, si el objetivo es disponer de un repertorio de prendas, que se adapte a la realidad de nuestra vida, tanto en el terreno laboral, como en los momentos de relax.
Para tu información, la creación de un fondo de armario elegante suele ser labor de muchos años, dinero, tiempo y sobre todo un conocimiento profundo de las necesidades reales que cada rol de nuestra vida determina.

Siempre te insistiremos, que gastar dinero indiscriminadamente en tendencias de moda, es la forma más absurda de gestionar un armario. Toneladas de prendas quedan almacenadas año tras año, ocupando un espacio vital y que desgraciadamente jamás se vuelven a vestir después de varias temporadas, “están pasadas de moda”.
Con esta premisa, damos comienzo a una nueva serie de post, donde vamos a mostrarte como estructurar un armario elegante, basado en tu estilo, adaptado a tu gusto personal y a tus necesidades, tratando de marcar siempre la diferencia.

Piensa siempre en la relación calidad/cantidad de las prendas y elige sensatamente con que quedarte y con que no… además de fomentar el uso de prendas que ya no deberías tener, acumulando ropa en desuso estar anclándote a lo viejo y quitándole espacio al closet. Un armario abarrotado es un sinónimo de ropa arrugada y en mal estado. Piensa que lo diario debe estar ubicado de forma tal que sea de fácil alcance y este listo para ser usado, no arrugado y apelmazado contra el fondo.
Es de fundamental importancia que haya un criterio de colores y combinaciones posibles. Eso habla de elecciones con sentido común. Es mucho mas fácil elegir y hay menos chances de equivocarse en dichas elecciones.
Esperamos que te haya servido… vamos a seguir encarando este tema en próximos post…
Ante cualquier consulta no dudes en comunicarte con nosotros.